En una época en que la cerámica parece ser algo mundano y desalmado, talleres como el de Verónica Moar nos recuerdan que el trabajo artesanal todavía sigue imprimiendo el espíritu de su autor. En apenas 6 años esta joven ceramista ha conseguido hacerse un hueco en el mercado, produciendo piezas que son verdaderas joyas. Y es que, a diferencia de otras ceramistas, Verónica Moar ha desarrollado una colección que es un objeto de deseo, una tormenta de estímulos que cuentan una historia donde poder inspirarse. Pero también, es una colección que se comercializa a un precio contenido, accesible para la mayoría de mortales. Quizás esta sea la clave de su éxito. De hecho, hace unos días, ya recomendábamos sus piezas de vajilla como una de las mejores. Hoy la entrevistamos para conocerla más de cerca y saber más detalles acerca de su emocionante proyecto.

artesana ceramista moderna

Entrevista a Verónica Moar

1.- ¿Cuándo empezó tu afición por la cerámica?

Mi afición por esta disciplina empezó por pura casualidad hace poco más de seis años cuando, tras haber dejado mi trabajo en una oficina, decidí apuntarme a un taller de cerámica para aprovechar de alguna manera el tiempo libre que tenía mientras decidía hacia dónde orientar mi vida laboral.

2.- ¿Dónde aprendiste a crear las piezas de cerámica?

Me apunté al taller cerámico que imparten en la Escuela de Arte y Superior de Diseño de mi ciudad y, posteriormente, he ido ampliando mi formación asistiendo a cursos monográficos, talleres e incluso (gracias a una beca que me concedió hace dos años la Fundación Artesanía de Galicia) estuve una breve temporada asistiendo a clases de torno en un taller en Japón. Pero el mundo de la cerámica es tan amplio que la verdad es que el aprendizaje es diario y continuo, ¡todavía me queda muchísimo por aprender!

3.- ¿Qué te inspira para realizar tus obras?

Cualquier cosa que me rodea puede ser fuente de inspiración, pero sí que hay algo que tienen en común mis piezas desde el principio: la sencillez de las líneas y una clara intención narrativa. Antes de dedicarme a la cerámica mi trabajo estaba relacionado con mis estudios de filología, así que todavía conservo esa necesidad de contar algo a través de lo que hago. Las piezas que estoy haciendo últimamente tienen muchos matices poéticos, donde la palabra tiene mucha relevancia; el material para mí es como una página en blanco.

inspiracion ceramista trabajando

4.- ¿Cuál fue tu  primera creación?

Bueno, si pienso en los ejercicios que nos mandaba el profesor para ir aprendiendo las distintas técnicas, la primera cosa que hice fue una especie de jarrón/botijo. Pero, la primera pieza que siento como 100% mía, es una mujer sentada en el borde de un cuenco, con sus pies reposando en el interior, que está esmaltado en azul, como si fuese agua.

5.- ¿Dónde podemos encontrar o comprar tus creaciones?

Mi trabajo se puede comprar a través de mi tienda online: veronicamoar.bigcartel.com. Mi producción es totalmente manual y, por lo tanto, no siempre puedo tener la tienda llena de artículos, pero trato de actualizarla con cierta frecuencia a lo largo del año.

diseño de vajillas contemporaneo japones

6.- ¿Cuál es tu objetivo o propósito para este nuevo año?

No me gusta demasiado marcarme objetivos, sino más bien seguir creciendo, aprendiendo y dejándome sorprender sin un rumbo excesivamente marcado. Pero sí es cierto que este año me gustaría poder disponer de un poco más de tiempo para que vean la luz algunos proyectos más íntimos y personales que tengo en mente desde hace más de un año. Mi intención es lograr un equilibrio entre mis piezas más funcionales y otras propuestas con un carácter más artístico donde tengan cabida otras disciplinas aparte de la cerámica.

7.- ¿Cómo ves el mercado handmade en el momento actual?

Por una parte veo que hay un despertar a distintos niveles hacia todo aquello elaborado a mano, respetando unos tiempos de producción más lentos ysostenibles. Por decirlo de alguna manera, más humanos y esto, desde luego, es muy positivo. Pero, por otra parte, a veces tengo la sensación de que todo este movimiento es otra burbuja más o, peor aún, una especie de moda pasajera. El ritmo de vida que seguimos es frenético e imparable y esto afecta enormemente a la forma de consumir que tenemos y, sobre todo, al valor que se le da a las cosas.

oficio taller ceramica veronica spain

8.- Un consejo para jóvenes emprendedor@s/artesan@s:

 Ante todo creo que hay que ser muy honesto con uno mismo y con las personas a las que les estamos ofreciendo nuestro trabajo. Por supuesto, ¡la paciencia y la perseverancia también son cruciales! Yo siempre digo que esto es como una carrera de fondo o como escalar una montaña. Las prisas y los atajos no llevan a ninguna parte, lo importante es ser disciplinado e ir siempre hacia adelante, tratando de ser uno mismo.

—-

Desde Labois, queremos agradecer a Verónica Moar la oportunidad de poder conocerla, así como su participación en nuestro blog.

Nosotros lo dejamos hoy aquí, pero muy pronto os traeremos más novedades sobre el handmade profesional.

Nos vemos en el próximo post 😉