Si has descubierto que la cerámica hecha a mano es tu pasión y quieres dedicarte a ello, este post te interesa. Analizamos lo puntos clave para dar el salto y comprar nuestro propio horno de cerámica para uso doméstico. Para ello, hemos elaborado una guía de compra con todos los factores que deberás tener en cuenta antes de comprar tu primer horno.

alfareria artesanal domestica

Hornos de cerámica para uso doméstico: ¿cuál comprar?

Si has empezado a buscar algunas opciones por Internet, es probable que ya te hayas dado cuenta que existe un amplio abanico de opciones y precios. El boom de la cerámica handmade de los últimos años ha estimulado la demanda de este tipo de máquinas, generando una oferta muy variada y con precios cada vez más competitivos. Y es que, cada vez más ceramistas empiezan a elaborar sus piezas en su propia casa, transformando una de las habitaciones en un pequeño taller o laboratorio de pruebas. Los fabricantes de hornos para cerámica son conscientes de esta realidad. Por ello, han desarrollado modelos más pequeños y eficientes capaces funcionar en cualquier hogar.

Para evitar posibles confusiones y acertar en tu elección, es necesario que te plantees estas cuestiones:

 ¿Qué tipo de cerámica queremos realizar?

Como vimos hace unos días, existen diferentes tipos de barro y cada uno requiere un tipo de cocción especial. Dependiendo del tipo de barro o arcilla que vayas a trabajar, deberás tener en cuenta la temperatura máxima de cocción. Recuerda que los efectos vidriados, lacados y la porcelana precisan temperaturas más altas.

¿Qué tamaño tienen las piezas que vas a producir?

Parece algo evidente, pero este punto condicionará muchas de tus futuras decisiones. Quizás creas que con un horno pequeño puedas realizar la mayoría de piezas, como tazas, vasos o platos. Pero si quieres producir jarrones o ensaladeras, puede ser un problema. Por ello, deberás hacer una previsión de cómo serán tus futuras creaciones, su tamaño y la cantidad que quieres producir en cada horneado.

Por lo general, los hornos de cerámica para uso doméstico más utilizados son los circulares con de carga superior. Son compactos, eficientes y más económicos que los de carga frontal, pensados para producciones más altas. Entre los hornos circulares para uso doméstico, las medidas más recomendadas son de 60cm x 70cm. Recuerda que estas medidas hacen referencia al interior del horno –donde irán las piezas- y no a las medidas exteriores o totales. Con un tamaño como este, podrás producir la mayoría de formas posibles y competir con otros pequeños talleres artesanales.

hornos de ceramica para el hogar

¿Y el tamaño del horno?

Además de la capacidad de carga, debemos considerar el espacio que ocupa el propio horno. Ya sean circulares o rectangulares, un horno para cerámica pequeño ya ocupa más lo mismo que una lavadora. Si hablamos de uno con una carga de 60cm x 70cm, necesitaras un radio mínimo de 80-100cm. A estas medidas deberás sumarle un perímetro de seguridad de al menos 70cm por cada lado para que el horno respire. Y a todo esto, debemos sumarle el peso de esta máquina, que con facilidad excede los 100kg.

Potencia y consumo eléctrico

Las dos versiones de hornos de cerámica más comunes a día de hoy son los que se alimentan por gas o por corriente eléctrica. Los de gas cada vez se utilizan menos, sobre todo por temas de seguridad, abastecimiento y sostenibilidad. Para uso doméstico, sin duda la opción más común y recomendada son los eléctricos ya que son más sencillos de utilizar y eficientes. Aun así, consumen mucha energía y a mayor tamaño, mayor consumo. Si recordáis la entrevista que hicimos a ceramista Cata Echegaray, nos confesaba que el tiempo medio de cocción de un horno es de 5-6 días. No es de extrañar que las facturas de la luz sean una de las principales preocupaciones de much@s ceramistas.

Respecto a la corriente eléctrica, la mayoría de hornos de cerámica para uso doméstico o para pequeños talleres funcionan con una toma monofásica (el enchufe de toda la vida). Pero para hornos de tamaño medio-grande, con mayor capacidad y potencia, necesitarás toma de 240V o trifásica. Es importante eliminar cualquier duda y consultarlo antes de comprar el horno. Nuestra recomendación es que consultes a un electricista y compruebes si tu red doméstica es capaz de soportar su uso.

Precio y garantías

Finalmente, si ya has seleccionado algunos modelos, es importante analizar que incluye el precio. ¿El horno se entrega montado y listo para funcionar? ¿Qué accesorios incluye? ¿La entrega se realiza a pie de calle o nos lo instalaran donde indiquemos?

Por otro lado, está la garantía y servicio postventa. Por ley, en España todos los hornos, como maquinaria eléctrica, deben ofrecer un mínimo de 2 años de garantía. Aunque pueda ser aburrido, leerse la letra pequeña es más que recomendable para ver que incluye cada fabricante. Si por algún motivo, el horno de cerámica deja de funcionar bien ¿quién nos ofrecerá la reparación o los recambios? ¿Se trata de un servicio inmediato o nos pondrán en lista de espera? ¿Vendrán a revisar la maquina personalmente o la tendré que enviar yo? Es tan importante la compra como el servicio postventa, sobre todo en situaciones críticas. Por ejemplo, imagina que te falta muy poco para entregar un pedido, tienes todas las piezas hechas y la cocción no se ha ejecutado bien. Aunque el precio del horno fuese barato, habrás pedido mucho dinero y un valioso tiempo.

Si sigues estos puntos, podrás comparar más y mejor los diferentes hornos de cerámica para uso doméstico. Y si quieres recomendarnos alguna marca o modelo, no olvides dejar tu comentario 😉

Nos vemos en el próximo post!