Hace unos días os presentábamos una guía de compra para escoger nuestro primer horno de cocción. Hoy vamos un poco más allá y analizamos las mejores marcas de hornos para cerámica artesanal. Tanto si eres nuevo en esto de modelar arcilla o ya hace años que te dedicas a ello profesionalmente, en este post encontrarás una selección de productos que se adaptan a tus necesidades y nivel de producción. Para ello, hemos recurrido a ceramistas artesanos, quienes han compartido con nosotros su experiencia. Con ellos, hemos elaborado esta selección de marcas, mostrándote las ventajas –y desventajas- de cada una. Empezamos.

marcas de hornos coccion electrica

Marcas de hornos para cerámica artesanal ¿cuál es mejor?

Como vimos en el anterior post, escoger un horno para cerámica es una decisión importante. Su tamaño y rendimiento condicionará directamente nuestro nivel de producción. Su ubicación, consumo, potencia, grado de retención del calor… son variables que debemos tener en cuenta. Y claro está, a todo esto debemos sumarle la calidad del propio horno. Una mala cocción o una avería inoportuna puede arruinar horas de duro trabajo o que no puedas cumplir con los plazos de entrega. Por ello, tras muchas pruebas, errores y alguna que otra frustración, podemos afirmar que los mejores hornos para cerámica artesanal son:

Paragon

Entre todas las marcas de hornos para cerámica, Paragon es sin duda la más popular. Esta compañía, con sede en Texas (USA) lleva desde el 1948 realizando este tipo de máquinas. A día de hoy, cuenta con el catálogo más extenso, que incluye 1.500 referencias y más de 20 series, destinados al sector artesanal e industrial.

Paragon es una marca recomendada para aquellas personas que busquen un horno de prestaciones estándar y no quieran desembolsar mucho dinero. El amplio rango de modelos y configuraciones les ha permitido producir en serie, reduciendo considerablemente el coste por unidad. Así, por unos 1.000 euros ya podemos acceder a los modelos más básicos, que pueden ser con carga frontal o superior. La infinidad de configuraciones y opcionales que nos ofrece esta marca nos permite obtener un horno prácticamente a medida a un precio muy ajustado.

Su diseño en acero inoxidable y la caja de interruptores en azul es todo un clásico que, si bien es algo industrial y necesitaría una actualización, continúa ofreciendo una gran resistencia.

Nabertherm

Los hornos para cerámica de Nabertherm son una maravilla. Eficientes, fiables y con una estética muy cuidada. Esta marca alemana ha conseguido posicionarse entre una de las mejores de este sector gracias al know-how conseguido con la elaboración de hornos para producción industrial. Gracias a ello, sus hornos más pequeños y destinados a talleres artesanales cuentan prácticamente con las mismas prestaciones que los más grandes: panel de control digital, puerta de doble capa con sellado de larga duración, estructura de acero inoxidable,… Además, son de los más fáciles de utilizar y la calidad de sus materiales es excelente.

La única pega que podemos encontrar es su precio, bastante más elevado que la media, y que se sitúa en torno los 7.500 euros en los modelos más básicos.

ceramica artesanal marcas de hornos mejores

Skutt

Skutt es una empresa norteamericana especializada en hornos eléctricos para cerámica. Destaca por el desarrollo termopares acordes a las necesidades del cliente (algo que se agradece en el uso diario), contado actualmente con 4 modelos. Su sensibilidad y precisión permiten gestionar al detalle las funciones de cocción.

Por otro lado, Skutt es una de las marcas de hornos para cerámica que más ha trabajado el diseño desde  una perspectiva de funcionalidad. Por ejemplo, los modelos de carga superior cuentan con un mecanismo de apertura fácil. Con un solo dedo podemos levantar o cerrar la puerta, algo que normalmente requiere un gran esfuerzo.

Al igual que Paragon, Skutt ha conseguido desarrollar hornos profesionales a un precio muy contenido (desde 1.600 euros). Sus productos son de calidad superior -sin llegar a igualar a Nabartherm-, que destacan por su resistencia y fiabilidad.

Rohde

Nuestra selección de marcas no estaría completa sin la alemana Rohde, una de las firmas que ha apostado más fuerte por el sector craft de la cerámica y el vidrio. Sus hornos de alto rendimiento están concebidos para las exigencias del uso diario en talleres profesionales de cerámica. Para ello, han realizado un escalado de modelos según el grado de producción. De esta manera, Rohde ofrece a sus clientes la posibilidad de crecer juntos, poniendo a su alcance modelos que se ajustan al uso flexible que suele precisar un artesano.

Rohde es sinónimo de calidad, diseño y tecnología punta. Su compromiso con la sostenibilidad ha situado la eficiencia energética y la durabilidad como grandes retos de esta compañía. En todos sus modelos, se consigue la máxima optimización del consumo, aportando un plus tecnológico que se nota en los resultados y en la factura de la luz. Es algo muy positivo ya que cada cocción suele durar de 4 a 6 días.

Además, cuenta con una extensa red de servicio postventa, siendo uno de sus puntos fuertes ante a las otras marcas de hornos.

¿El precio? En este caso, tenemos buenas noticias. Empiezan en los 2.000 euros con los modelos de la gama ECO. No es de extrañar pues que empiece a ser la marca favorita de muchos artesanos de la cerámica.

taller coworking ceramica barcelona ciudad

¿Qué te ha parecido? ¿Conocías ya alguna de estas marcas de hornos para cerámica? ¿Cuál es tu favorita?

Nosotros lo dejamos aquí. Nos vemos en el próximo post 😉