Las lámparas de madera son una tendencia a nivel mundial. Más allá del diseño vintage, retro o industrial, son ya un claro ejemplo del movimiento slow made y producción eco-sostenible. En Labois hemos querido saber más acerca de este producto y cómo se elabora. Por ello, hemos entrevistado a uno de los mejores artesanos de este sector: Víctor García Aguado.

Su vida es todo un ejemplo de inspiración -y pasión- por y para el handcraft. De hecho, esta historia comienza por un madrileño que se traslada a El Bierzo (León) para empezar una nueva vida. Allí crea el proyecto BRZ Wood Design, de forma autodidacta, donde combina su pasión por el diseño y la madera. El resultado: estas fabulosas lámparas de madera, muy reconocidas por los medios de comunicación y hoy presentes en Labois.

carpinteria wabe sabi handmade

Entrevista a Víctor García Aguado – BRZ Wood Design

¿Cuándo empezó tu afición por el diseño y el trabajo con la madera?

En 2012 me quedo sin trabajo en una oficina de Madrid, y decido irme de la ciudad y empezar una nueva vida en campo. Un año antes ya había empezado a experimentar con la madera para fabricarme algunos didgeridoos. Gracias a esas pruebas me di cuenta de que me encantaba trabajar con mis manos y que la madera era una forma muy sencilla de hacerlo. Además pude aprovechar la experiencia y los talleres de mi padre y mi tío que llevan trabajando con madera desde que tengo memoria.

El diseño llegó también mucho tiempo antes, recuerdo leer y devorar todos los libros que mi padre compraba sobre diseño y arquitectura (él es arquitecto), ahora que había decidido hacer cosas con madera tenía que diseñarlas primero, no fue una decisión muy consciente sino algo que había que hacer, un paso necesario antes de empezar a cortar la madera, lo bueno es que también me gustaba mucho.

¿Dónde aprendiste a crear las lámparas de madera? 

Empecé haciendo lámparas de forma autodidacta, la verdad es que siempre empiezo por lo que me parece más sencillo. Quería crear un proyecto basado en la sostenibilidad, quería un producto y un proceso ecológico, por lo que en lugar de ir a comprar madera decidí reciclarla. En el Bierzo hay mucha madera para reciclar.

Unos meses después de empezar a trabajar encontré un curso de 6 meses de carpintería. Me apunté y aprendí un montón de cosas sobre maquinaria aunque yo ya había decidido mantener una producción más artesanal: todas mis lámparas son piezas únicas, cada una tiene su historia, sobre todo por el origen de la madera.

 taller de carpinteria brz wood design

¿Qué te inspira para realizar tus obras?

La idea original de mis lámparas de madera es el Wabi-Sabi: una corriente filosófica y estética japonesa que valora el paso del tiempo y la belleza de la imperfección. Cuando trabajo con la madera siempre empiezo por encontrar los nudos, la corteza, agujeros y cualquier rasgo que hace única a esa pieza. Todo el trabajo posterior solo tiene como objetivo el mantener ésos rasgos en primer plano. No quiero que mis lámparas destaquen por mi destreza con la madera sino por la belleza de sus detalles. Lo curioso es que esos detalles suelen ser motivo de descarte desde la perspectiva del carpintero tradicional.

¿Cuál fue tu  primera creación?

Un día conocí a un carpintero de la zona y fui a visitarle a su taller. Estaba todo lleno de máquinas modernísimas pero yo me pasé varias horas en un arcón donde guardaba los recortes, todas las pequeñas piezas que había cortado para eliminar imperfecciones de la madera. Me regaló todas las que pude cargar en el maletero. Mi primera lámpara de madera la hice pegando unas cuantas tablitas muy finas de maderas muy variadas. Me gustó mucho la mezcla de colores y texturas. Le puse una bombilla pequeña, de las que van en los frigoríficos y se encienden al abrir la puerta. También usé un cable forrado de tela. Éste toque retro se mantiene todavía en mis últimas creaciones, y ya he fabricado más de 500 lámparas!

¿Dónde podemos encontrar o comprar tus creaciones?

En Madrid trabajo con tres tiendas: El Afilador, R14 y A-Cero y también con la galería-bar Kikekeller; Barcelona con Grey Street; Málaga con Matraca, y Vigo con Dadá. Además en navidad siempre me lanzo a la carretera y hago todos los mercados que puedo, y en mi página web vendo durante todo el año.

 lámparas de madera fabricadas a mano

¿Cuál es tu objetivo o propósito para este año?

Estoy esperando que me concedan la licencia para empezar a construirme mi propia casa en el campo, que va a ser de madera (por supuesto) y de paja. Sé que no parece un objetivo profesional, pero como artesano y emprendedor la separación entre lo personal y lo profesional prácticamente no existe.

¿Cómo ves el mercado handmade en el momento actual?

Considero que el boom de los mercados de diseño ya ha pasado. El gran público sigue sin valorar la calidad de lo hecho a mano y piensa que es demasiado caro. Pero gracias a la gran cantidad de mercados y ferias que ha habido los pasados tres años mucha gente ha podido hablar por primera vez con los creadores de lo que compraban. Creo que eso es muy importante. En general no soy pesimista porque disfruto mucho haciendo mi trabajo y mostrando las diferencias con un producto fabricado en serie, así que no me importa seguir haciéndolo en el futuro.

Un consejo para jóvenes emprendedor@s/artesan@s:

Que sean muy persistentes, casi incansables al menos durante los primeros años. Sin dejar que su ilusión les impida escuchar las críticas constructivas. Cuando en un mercado una persona se acerca a decirte que le gusta tu trabajo hay que agradecerle cada palabra, algunas veces te dicen cosas que ya sabes, pero casi nunca sus consejos son inútiles.

handcraft profesional lamparas decorativas

—-

Desde Labois queremos agradecer a Víctor su participación y colaboración. Ha sido todo un placer poder saber más de él y sus fantásticas lámparas de madera :)

Por nuestra parte, lo dejamos aquí . ¡Nos vemos en el próximo post!