Si te gusta el mundo de la carpintería y el trabajo de la madera, es probable que hayas visto más de una manera de unir la madera. Por lo general, lo más común es usar tornillos o algún tipo de adhesivo. Pero no siempre es posible o necesario. Por ejemplo, podemos construir la estructura de una pérgola o un bajo techo sin tener que recurrir a uno de estos elementos. Te explicamos cómo.

contruccion realizada en madera handmade

Unir la madera: tipos se ensamble de compresión

Unir la madera mediante ensambles sin tornillos nos permite conseguir un acabado mucho más natural y estéticamente limpio. Además, la unión podrá ser mucho más firme y duradera ya que, si se hace bien, podemos repartir mejor la fuerza que soporta. Aun así, no es fácil. Requiere ante todo experiencia y más tiempo. Como es lógico, es más rápido y sencillo clavar un clavo o tornillo que conseguir un ensamblaje ajustado. Pero como hemos dicho, no siempre es posible o necesario este sistema.

En la construcción de muebles, unir la madera no suele ser necesario ya que se suele hacer uso de piezas desmontables. Los listones o tablones que podemos encontrar en el mercado ya cubren la mayoría de tamaños posibles para muebles. Ahora bien, los empalmes serán útiles si pretendemos construir es una estructura más grande, como una pérgola, un porche o un stand.

Cabe señalar que la presión realizada en el empalme es distinta según la posición de la pieza (horizontal o vertical). Por muy reforzada que sea la unión entre dos extremos, siempre será más endeble que un tramo enterizo.

Empalme de espiga

Es la unión más sencilla entre dos piezas de madera. Se trata de una mecha cuadrada o rectangular que, tras ser mortajada, permite unir la madera con el extremo de la otra  pieza. De esta manera, las piezas funcionan como macho y hembra.

Encaje de espiga redonda

Similar a la anterior pero con una mecha en forma cilíndrica. Puede ser propia o postiza, pero es importante guardar una proporción entre la longitud y el diámetro de la espiga. Si fuese muy larga o estrecha, podría quebrarse y se rompería la unión.

Ensamble a media madera

Es uno de los más comunes, sobretodo en la unión de columnas y vigas. Consiste en rebajar a la mitad las dos piezas para después ser superpuestas, atravesadas con dos mechas de madera. Esta técnica permite una junta fuerte e indeformable.

 Unión pico de flauta

Prácticamente igual que el anterior pero con un corte oblicuo. Aunque su estética es más bonita, la unión debe reforzarse con tornillos de tuerca o abrazaderas ya que el corte oblicuo actúa como deslizante. Por este motivo, no es recomendable para soportar grandes cargas.

Empalme de horquilla con mecha

Es un empalme solido si se realiza con mimo y precisión. La proporción de la espiga debe estar entre ½ o 1/3 para conseguir la máxima solidez. Se puede reforzar con una punta o mecha que evite la desconexión.

Este sistema es muy utilizado en la colocación de tarima de madera y la mayoría de machihembrados.

Horquilla con corte falso

Ambas piezas terminan en cortes falsos para realizar una unión más firme y resistente a la flexión.

tipos de uniones estructura madera

Empalme de doble espiga

Las espigas van abiertas y se ven por ambos lados, Aunque parezca más reforzado que los anteriores no lo es, siendo solo recomendado para unir piezas estrechas, conectadas por el lado más largo.

Horquilla combinada

Es una manera de unir la madera poco común ya que es difícil de realizar y requiere adhesivos de alta calidad. La parte inclinada debe ser lo más alargada posible.

Empalme de dientes triangulares

Es complejo de realizar y requiere mucha precisión. Para fuerzas de compresión no es útil ya que es muy fácil. Por el contrario, es estéticamente atractivo, muy útil para acabados laminados.

Empalme de media madera por cuarteles

Es otro de los más comunes, por ejemplo, en la construcción de muebles. El grueso de los dientes deberá ser de ¼ del espesor de la pieza. Recuerda que es importante un buen encaje para una unión efectiva.

Dientes alternos

Aunque es difícil de hacer, el resultado es una unión firme y muy resistente. Para ello es necesario que el ajuste sea perfecto.

Unión con dientes de cruz

Es el más recomendable para soportar grandes pesos, siempre que lo permita la sección. Las espigas y las cajas deben ser rectas y cortadas con precisión. Aunque parezca fácil, es una de las más difíciles de conseguir, pero su diseño permite unir la madera con gran solidez y estabilidad.

tecnicas carpinteria unir la madera

 ¿Qué os ha parecido? ¿Ya has utilizado alguna de estas uniones alguna vez?

Nosotros lo dejamos aquí. Nos vemos pronto con más trucos, consejos y curiosidades para profesionales del handmade 😉