Los que aman la nieve saben que encontrar la horma de su zapato es difícil, muy difícil. Peso, confort y resistencia son factores claves que muy pocas veces se pueden encontrar en equilibrio en un par de esquís. Solo algunos afortunados han probado el dulce descenso sobre unas tablas a medida. Es ese momento cuando solo el trabajo hecho a mano permite alcanzar otro nivel. Hoy analizamos las principales marcas del marcado en esquís artesanales, una verdadera delicia para los amantes de los deportes de invierno y el saber hacer.

esquis y snowboard montaña

Esquís artesanales: marcas que no puedes perderte (ni dejar de probar)

Muchas firmas de esquís y snowboard ofrecen servicio de ajuste a medida, pero no por ello son artesanales. Las marcas que hoy recogemos aquí parten de un proyecto hecho a mano, con mucho mimo y dedicación. El proceso manual, combinado la última tecnología, desarrolla un papel fundamental en el sistema de producción. El resultado son piezas de increíble belleza e insuperable rendimiento.

Wagner Custom 

La búsqueda del esquí perfecto es la meta de Wagner Custom. Para conseguirlo, han desarrollado el “ADN Skier”, una filosofía de trabajo muy interesante. Se basada en combinación de forma, materiales, flexibilidad y potencia a partir de las características físicas de cada cliente. Así, elaboran esquís 100% a medida, capaces de responder en todo tipo de nieves. El asesoramiento y trato con el cliente es vital en este proceso. Gracias a ello, van un paso más allá, consiguiendo una visión más íntima de los requisitos del esquí y de cómo debería ser la combinación óptima.

mejores esquis artesanales

El precio medio de los esquís artesanales de Wagner se sitúa en los 1.750€.

Maiden Skis 

La historia de Maiden Skis empieza -como muchos grandes proyectos- en el garaje de una casa. En ese caso, en el de Kelvin Wu, un ingeniero y ávido esquiador de Seattle. Tras varios prototipos, pruebas y correcciones, se muda a Wyoming en 2012 y funda Maiden. Aquí abre su taller, donde elabora a mano sus famosos esquís. Es un ejemplo de slow made, donde cada pieza se vuelve obra de arte.

Maiden es un proyecto joven, pero en poco tiempo se ha convertido en una marca de referencia en esquís artesanales. La clave del éxito la encontramos en el alto grado de detalle que nos ofrece. Sus clientes trabajan junto a él en el desarrollo del diseño. Aunque el proceso de realización requiere más tiempo, el resultado es único. Este enfoque distintivo es un recurso valioso, sobre todo en esquiadores profesionales donde el peso y las fuerzas son muy diferentes a unos esquís estándar.

marcas de esquis handmade

Además, este sistema permite adaptar los esquís al grado de movilidad del usuario. De esta manera, se incluyen versiones para paralímpicos, exhibiciones de fondo u otras especificidades. Por ello, en este casos es difícil dar un precio estándar.

Meier 

Para los más inconformistas, Meier es la opción más recomendable. Esta firma norteamericana es un referente en diseño gráfico y sus esquís artesanales uno de los mejores del mercado. Fabrica todas sus piezas a mano para ofrecer un alto rendimiento y un mayor respeto por el medioambiente. De hecho, estos son dos de sus los principales valores diferenciales. Todos los materiales que utiliza son ecológicos: aceite de pino y vegetal reciclado como resina, impresión térmica no tóxica y los residuos generados se compostan como abono. Además, apuestan por los proveedores locales y las técnicas tradicionales del trabajo de la madera.

diseño snowboard a mano

Para los que piensen que algo tan “ECO” debe presentar un precio desorbitado y un diseño soso, debemos decirles que nada más alejado de la realidad. El precio medio de unos esquís artesanales Meier es de 1000€ y sus gráficos son la fantasía de los chicos más malos 😉

 Stöckli 

 En Europa, una de las firmas más destacas es la suiza Stöckli. Desde el corazón de los Alpes ha demostrado que solo los mejores materiales pueden superar los desafíos del invierno. La artesanía, la obra meticulosa, es fundamental para conseguir liberar completamente sus beneficios. Ello explica que todo el proceso de fabricación del esquí se lleve a cabo exclusivamente dentro de sus propias instalaciones.

Esta filosofía que acompaña Stockli  desde sus inicios, hace ya más de 80 años. Esquiadores y esquiadoras olímpicas pueden dar fe de su experiencia y saber hacer.

esquis suizos alta gama

En el caso de Stockli, el precio medio de unos esquís artesanales es de 1200€.

Coretti

Si hablamos de esquís artesanales, Coretti es el rey. Elegancia, exclusividad y alta tecnología se unen para crear el esquí perfecto. Quizás pienses que unos esquís así deben estar hechos en Estados Unidos, Japón o Suiza, pero su origen es español. El responsable de este proyecto es Gurutz Coretti, un pequeño artesano e ingeniero tirolés afincado en San Sebastián. Desde su taller diseña y realiza esquís ajustados a las necesidades y gustos de sus clientes.

Tras un planteamiento previo por ordenador, donde se estudia cada caso de manera individual, Coretti empieza su magia. Durante días selecciona, corta y pule tiras y láminas de madera hasta construir la base ideal. Posteriormente, aplica la cobertura de fibra de carbono y los detalles en acero de alta dureza. El sellando final lo realiza al vacío, garantizando un máximo agarre y resistencia. El resultado son unos esquís artesanales con una apariencia sublime. Y es que Coretti ha sabido demostrar, además de un excelente dominio, un gran justo por la apariencia y los detalles. Un ejemplo magnífico de que el lujo es artesano.

mejores esquis montaña

El precio medio de unos esquís Coretti es de 1.400€.

¿Qué te ha parecido? ¿Conocías alguna de estas marcas de esquís artesanales?