Si en el pasado post abordamos las herramientas básicas, hoy nos adentramos en las herramientas de carpintería para tallar madera. A diferencia de otros proyectos, en que podemos utilizar varias herramientas para conseguir el mismo resultado, la talla de madera requiere mucha variedad y especialización. Y es que, aunque parezca contradictorio, existe un amplio catálogo de productos destinados a dar forma a la madera.

herramientas-talla-de-madera

Las herramientas clave: formones, gubias y cuchillos de talla

Por un lado están los formones o cinceles de carpintería. Están formados por un mango de madera o plástico rígido y un cuerpo de acero afilado en uno de sus extremos. La anchura de los formones varía normalmente entre los 4mm y los 50mm, siendo los más estrechos para trabajos de precisión y los más anchos para desbastes. Hasta aquí, el mundillo de la talla puede parecer sencillo. La cosa se complica cuando hablamos del tipo de hoja y el tipo de corte. Y es que además de la anchura, la forma de la hoja también determina el tipo de corte para el que está concebido.Cada una desempeña una función concreta y un tipo de corte concreto.

Vayamos por partes. Los formones o cinceles de carpintería más comunes son los de “borde biselado”, reconocidos internacionalmente como bevel edge chisels. Son alargados y su hoja presenta una sección en forma de trapecio. Esta forma permite realizar cortes en la madera de manera muy precisa. Así, es posible levantar desde finas capas de madera hasta trozos más grandes (desbaste) según la fuerza que se ejerza en el mango. Son los más comunes y pueden servirte para realizar un amplio abanico de tareas.

Similares a los formones entramos los escoplos, destinados a trabajos que requieren mucha más fuerza. Para ello y como principal característica cuentan con un una hoja de sección cuadrada o rectangular acabada en una punta afilada que permite realizar agujeros profundos en la madera. Por ello, son la herramienta más indicada para la realización de ranuras o escopladuras. Ya que requieren mucha fuerza para poder hundir la hoja es recomendable el uso de una maza de madera para golpear el mango durante su uso.

¿Y para los cortes curvos? Para eso están las gubias. Existen formas y anchuras muy diversas. Y es que son para el craftman lo que los pinceles para un pintor. En general, las gubias pueden englobarse según el tipo de corte de su hoja, según sea corriente (o de corte recto), de media caña, de cañón, plana o triangular. A partir de aquí encontramos una inmensa variedad de anchuras y formas. Su elección dependerá de la escala de nuestro proyecto y del tipo de figura que pensamos realizar. En cualquier caso, no confundas las gubias para la talla de madera con las destinadas a usarse en un torno. Podrás diferenciarlas fácilmente por su tamaño: las últimas son mucho más grandes y su mango se coge con ambas manos.

Finalmente están los cuchillos de talla. En este caso, su uso es mucho más versátil: desde recortar astillas surgidas durante la talla hasta realizar por completo la propia talla. Aún así, el uso de los cuchillos de talla más recomendado es para realizar pequeños retoques de precisión (casi de cirujano) ya que el control que ejercemos con la mano es total. La única pega es que contra más precisos queramos ser, más pequeña deberá ser la punta y necesitaremos más tiempo para acabar la obra.

formones-carpinteria

Nuestra recomendación:

Si estas empezando o quieres entrar de lleno en el mundo de la talla de manera profesional, hazte con un set de formones y gubias. La mayoría incluyen las medidas y formas más utilizadas y es mucho más económico que comprarlos por separado. Si después descubres que la talla de madera es lo tuyo y crees que necesitarás algún formón o gubia más, cómpralos por separado según tus necesidades.

¿Qué os ha parecido el post? ¡Espero que os haya gustado el post! ^^