Hace algún tiempo publicamos un post sobre las principales marcas de formones japoneses. Desde entonces, hemos sentido la necesidad de conocer más detalles de estas herramientas milenarias, sus características y sus aplicaciones. Tras investigar y consultar diversos artesanos de la madera, hoy podemos adentrarnos en los diferentes tipos de cinceles japoneses, conocidos como Nomi.

Tipos de cinceles japoneses y aplicaciones

Origen y evolución de los cinceles japoneses

Los cinceles son herramientas de carpintería muy antiguas, con una historia tan remota como las sierras o los cepillos japoneses. En origen, los primeros cinceles japoneses eran largos, la hoja tenía doble bisel y estaba unida al mango con un sistema socket. Esta configuración permitía un mayor control sobre el corte y la hoja era más fácil. Por el contrario, los cinceles de un solo bisel se utilizaban solo para tareas de corte de pequeñas piezas.

Este paradigma cambiará a finales del s.XIX, con la introducción y desarrollo de nuevas técnicas artesanales. Poco a poco, los cinceles se adaptarán para realizar trabajos más finos. Así, pasaran a ser imprescindibles tanto en la construcción como en los acabados en madera. Es en este momento cuando los cinceles japoneses de un solo bisel se popularizan. Por el contrario, los de doble bisel se acabarán destinando únicamente a la talla de madera.

Otra gran evolución de los cinceles japoneses se producirá en la era Meiji (1869-1912). Cuando el gobierno japonés aparta a los samuráis del entorno político, muchos katana-kaji (constructores de espadas) perderán su trabajo al no tener demanda. Muchos de los secretos de su saber hacer, preservados de generación en generación, desaparecerán… pero no del todo. Algunos de estos maestros aplicarán ese conocimiento al desarrollo de cinceles y cepillos de carpintero de alta calidad.

Es el ejemplo de Chiyozuru-Korehide o Chiyozuru-Sadahide. Ellos dedicaron su vida a la creación y perfeccionamiento de hojas para cepillos y cinceles. Su técnica, experiencia y conocimiento lo transmitieron a sus hijos. En este aprendizaje, la disciplina, el equilibrio y la rectitud eran fundamentales. No era fácil ser hijo de un herrero, como tampoco lo era mantener la impronta del saber hacer de la familia en cada pieza de acero. Por ello, estas herramientas no tienen precio. El valor de cada hoja es la síntesis de una historia, donde se entremezcla la madurez, lo espiritual y la propia vida del artesano.

Tipos de cinceles: socket vs tang

Como hemos visto en posts anteriores, los cinceles de carpintería se clasifican según sean socket o tang. En los socket, la mecha del mango entra en el cuerpo cónico de la hoja. Tradicionalmente, era el sistema más común en Japón, muy utilizado hasta finales del s.XX. La unión entre hoja y mango se mantenía por la compresión que ejerce el martillo en cada golpe.

Cabe señalar que el sistema socket requiere cierta preparación del mango. Contra lo que muchos creen, la mecha no debe encajar perfectamente en el cono de la hoja. La mecha debe trabajarse hasta conseguir una forma cóncava, con un diámetro exterior superior al de la hoja. Así también, es necesario realizar hendiduras en la mecha, como aparece en el siguiente dibujo. Gracias a ello, la unión será más firme y elástica y la transmisión de fuerzas más precisa.

union mango cincel tradicional japones socket

Por otro lado, en sistema tang es la mecha de la hoja de acero la que entra en el mango de madera. Este sistema se popularizo a finales del s.XX, sobretodo en cinceles medianos y grandes. En los cinceles pequeños no es posible ya que el mango de madera sería muy estrecho y la mecha de acero lo rompería.

Actualmente, los cinceles japoneses modernos combinan ambos sistemas. Se consigue así la unión más firme, pero también requiere más trabajo de preparación. De entrada, la madera del mango debe ser muy dura ya que su tamaño es más compacto. Aquí no sirve el tradicional roble blanco, sino que se debe recurrir a maderas tropicales como el palo rosa o el ébano. Este mango también debe contar con un sagariwa, un anillo metálico que se coloca a presión en la parte superior. Gracias a este anillo, las fibras de la madera de mantendrán unidas golpe tras golpe, concentrando y transmitiendo la fuerza hasta la hoja.

—-

En el próximo post os contaremos más cosas acerca de los diferentes tipos de cinceles japoneses, así que estad atent@s.

Esperamos vuestros comentarios 😉